7 tipos de Hosting o alojamiento web que debes conocer

En este artículo, te explicaremos los distintos tipos de hosting o alojamiento web entre los que puedes elegir, hablaremos de sus pros y sus contras y te ayudaremos a decidir entre ellos. Manos a la obra.

¿Qué es un hosting o alojamiento web?

Un hosting (también conocido como alojamiento web o web hosting en inglés) es un servicio que permite a los propietarios de sitios web alojar su contenido en un servidor de internet. Es decir, un hosting es un espacio en internet donde los archivos, documentos, imágenes, videos y todo el contenido de un sitio web pueden ser almacenados y accedidos por los usuarios de internet.

tipos de hosting web

Un servicio de hosting es proporcionado por un proveedor de alojamiento web, que posee y mantiene los servidores y los equipos necesarios para hacer que un sitio web sea accesible en internet.

Todos los sitios web que has visitado viven en un servidor. La mayoría de los servidores son ordenadores muy parecidos a los que estás acostumbrado, sólo que están configurados desde cero para mostrar contenidos en línea y gestionar el tráfico web.

Cuando contratas servicios de alojamiento web, estás alquilando a un proveedor espacio en el servidor o, en algunos casos, todo el ordenador. Puede utilizar ese espacio y una cantidad limitada de recursos para crear y mantener un sitio web que cualquiera pueda visitar.

7 tipos de alojamiento Web

Las diferencias entre los planes de alojamiento van mucho más allá de los costes y el hardware. Por ejemplo, en algunos casos, encontrará servicios de alojamiento completos creados en torno a plataformas específicas como WordPress.

Con esto en mente, veamos los siete tipos más comunes de alojamiento web que encontrarás, y así estarás bien equipado para tomar una decisión informada.

Hosting dedicado

Con un servidor dedicado, tendrás acceso exclusivo a un único servidor (o a veces a más de uno). Eso significa que tendrás el control total sobre su configuración, y el proveedor de alojamiento web simplemente lo aloja por usted.

Los servidores dedicados son básicamente la opción de gama alta en lo que respecta al alojamiento web. En este nivel, existen diversas empresas que ofrecen buenos servicios como comvive.es que ofrece planes desde 125 euros.

Si está lanzando un nuevo sitio web como un hobby, un servidor dedicado sería una exageración. Este es el tipo de solución de alojamiento que sólo tiene sentido para las empresas y los sitios web establecidos que necesitan acceso a un hardware potente.

Ventajas del hosting dedicado:

  • Tienes todo un servidor para ti.
  • En la mayoría de las situaciones, puede configurar su servidor a su gusto.
  • Ancho de banda ilimitado para los usuarios de DreamHost.

Contras del hosting dedicado:

  • Es una opción cara.

Quién debe considerar el uso de hosting dedicado: El alojamiento dedicado es la mejor opción para los sitios web que requieren lo mejor en cuanto a rendimiento y tienen el presupuesto para ello.

Hosting compartido

Los planes de alojamiento compartido son la opción más común para los propietarios de sitios web. En este tipo de plan, un único servidor se comparte entre varios usuarios. Esto significa que un solo ordenador (un servidor compartido) alojará varios (o incluso cientos) sitios web.

Aunque compartirá recursos con otros usuarios, no tendrá acceso a sus archivos, información privada o cualquier otro dato. La ventaja de los planes compartidos es que suelen ser baratos, ya que los proveedores de alojamiento pueden dividir los costes de mantenimiento del servidor entre varios usuarios.

El alojamiento compartido no siempre tiene la mejor reputación, pero la calidad del servicio que reciba dependerá en gran medida de su proveedor de alojamiento. Mientras que algunos planes de alojamiento compartido son muy limitados, otros pueden manejar sitios web que reciben cantidades decentes de tráfico.

Ventajas del hosting compartido:

  • Es fácil encontrar planes por menos de 5 dólares al mes.
  • Dependiendo de tu proveedor de servicios, puedes obtener un rendimiento excelente en sitios de tamaño pequeño o mediano.

Contras del hosting compartido:

  • Los planes compartidos no suelen funcionar bien en sitios web con mucho tráfico.
  • Para obtener las mejores tarifas, suele ser necesario suscribir un contrato de varios años.

Quién debe utilizar un hosting compartido: El alojamiento compartido debería ser tu opción preferida si es la primera vez que creas un sitio web. Con el proveedor adecuado, tendrás todas las herramientas que necesitas para poner en marcha tu proyecto y mucho espacio para ampliarlo con el tiempo.

Servidores Privados Virtuales (VPS)

Los Servidores Privados Virtuales (VPS) están un paso por encima de los planes compartidos cuando se trata de rendimiento y personalización. La forma en que funciona un VPS es que un único servidor físico contendrá múltiples secciones virtualmente divididas. Cada contenedor, o VPS, actúa como un sistema completo dedicado sólo a su sitio. Así, usted obtiene recursos dedicados y, en algunos casos, acceso a la configuración de ese servidor.

En la práctica, los VPS proporcionan un mayor grado de aislamiento entre los usuarios, aunque sigan compartiendo el mismo servidor físico. No obstante, esto puede mejorar el rendimiento y la seguridad. Además, dependiendo de su proveedor de alojamiento, es posible que pueda configurar su VPS desde cero, de modo que obtenga exactamente los recursos que necesita.

Para que te hagas una idea, un VPS de un solo núcleo con 1 GB de RAM es suficiente para ejecutar un sitio web sencillo de WordPress. Sin embargo, calcular la cantidad de recursos que necesitas para cada proyecto puede ser complicado, lo que puede hacer que un VPS sea una opción menos atractiva si eres nuevo en el alojamiento web.

Con los VPS, es posible que no tengas acceso a un panel de control. Esto significa que tendrás que utilizar la línea de comandos para configurar el servidor y crear un sitio web. A menos que tenga experiencia en esto, el proceso puede resultar un poco complicado.

Ventajas de los VPS:

Recursos totalmente dedicados para tu sitio web.
Dependiendo del servicio de alojamiento web, puedes ser capaz de configurar un VPS a tus necesidades específicas.

Contras de los VPS:

  • Calcular la cantidad de recursos que necesitas puede ser complicado.
  • La configuración de un VPS suele requerir ciertos conocimientos técnicos.

Quién debería utilizar un VPS: Si deseas un control total sobre su servidor sin gastar cientos de dólares en un plan dedicado, considere la posibilidad de utilizar un VPS. El alto nivel de personalización que ofrecen estos planes también los convierte en una opción atractiva.

Hosting en la nube (cloud hosting)

El hosting en la nube es donde las cosas se ponen un poco más complicadas. Cuando la gente habla de la «nube», por lo general se refieren a los VPS distribuidos. La forma en que esto funciona es que en lugar de tener un servidor virtual almacenado en un ordenador, está alojado en toda una red de ellos.

Esa red de ordenadores es lo que llamamos «nube». La ventaja de este enfoque es que con una red, usted puede escalar fácilmente los recursos de su servidor según sea necesario. Además, con el alojamiento en la nube, el tiempo de inactividad rara vez es un problema, como tampoco lo es la pérdida de datos gracias a la redundancia integrada en el sistema.

Todo esto suena excelente sobre el papel, pero el alojamiento en nube no siempre es fácil para los novatos. Por ejemplo, muchos proveedores de cloud hosting cobran por horas. Usted «pone en marcha» una instancia, que es esencialmente un VPS, la configura según sus necesidades y empieza a acumular cargos.

El alojamiento en la nube puede ser muy barato o increíblemente caro, dependiendo de la configuración del servidor. Es el tipo de configuración que muchas grandes empresas basadas en Internet, como Netflix, utilizan para impulsar sus operaciones. Sin embargo, para un sitio web normal, probablemente no necesites una configuración como la de Netflix.

Ventajas del hosting en la nube:

  • Ofrece un alto grado de escalabilidad.
  • Puedes personalizar tu servidor a tu gusto.

Contras del hosting en la nube:

  • Las estructuras de pago del cloud hosting pueden ser un poco complicadas.
  • No es adecuado para usuarios sin experiencia en la configuración de servidores.

¿Quién debería considerar el cloud hosting? Si te gusta jugar con la configuración de tu servidor y quieres un alto grado de escalabilidad, el cloud hosting es una opción que vale la pena considerar.

Hosting gestionado

El alojamiento gestionado es un poco diferente. No es un tipo de plan, sino un tipo de servicio. Con el hosting gestionado, su proveedor se encarga de muchas de las tareas de mantenimiento diario que, de otro modo, recaerían sobre sus hombros. Algunas de esas tareas son las copias de seguridad, la supervisión de la seguridad, las actualizaciones de software y mucho más.

Es importante entender que los planes de alojamiento gestionado pueden ser de todo tipo. Hay planes compartidos gestionados, VPS gestionados e incluso servidores dedicados gestionados. En todos estos casos, usted paga un poco más para no tener que preocuparse por los pormenores del alojamiento y puede centrarse en hacer crecer su blog, su cartera o su sitio web de comercio electrónico.

Lo que se entiende por alojamiento gestionado varía mucho de un proveedor a otro. Algunas empresas de alojamiento ofrecen asistencia las 24 horas del día en casi todos los aspectos del funcionamiento de su sitio web. Otras se limitan a ocuparse del mantenimiento.

Por lo tanto, antes de contratar un plan de alojamiento gestionado, es esencial comprobar exactamente qué «extras» ofrece su proveedor.

Ventajas del hosting gestionado:

  • Tu proveedor se encargará de las tareas básicas de mantenimiento por ti.
  • Dependiendo de tu proveedor, puede optimizar el rendimiento de tu sitio web.

Contras del hosting gestionado:

  • Suele ser más caro que los planes de alojamiento normales.
  • Tiene menos control directo sobre la configuración de su servidor y la optimización de su sitio.

Quién debería considerar el hosting gestionado: La idea detrás del hosting gestionado es que te hace la vida más fácil. Si no le gusta ocuparse de las tareas de mantenimiento del sitio web y no le importa pagar un poco más por un servicio de guante blanco, considere la posibilidad de utilizar el alojamiento gestionado.

Hosting WordPress

Para entender el concepto de alojamiento WordPress, es crucial comprender lo enormemente popular que es este Sistema de Gestión de Contenidos (CMS). Como plataforma, WordPress alimenta más del 30% de la web.

Por lo tanto, no debería sorprender que muchos proveedores de alojamiento web ofrezcan planes adaptados a los usuarios de WordPress. Normalmente, los planes específicos para WordPress incluyen algún nivel de servicio gestionado. También suelen incluir licencias gratuitas para plugins, temas y otras herramientas de primera calidad.

Ten en cuenta que no es necesario utilizar un plan específico de WordPress para crear un sitio web con la plataforma. Sin embargo, este tipo de planes suelen estar optimizados para ofrecer un mejor rendimiento y hacerte la vida mucho más sencilla. Si planeas utilizar WordPress, este tipo de alojamiento puede ser una elección inteligente.

Además de los planes específicos para WordPress, también existen plataformas de alojamiento completas que sólo trabajan con este CMS. A menudo, eso significa que tienen expertos en WordPress como parte de su equipo de soporte, lo que puede ser una buena ventaja. Lo mejor de todo es que los planes específicos para WordPress suelen tener el mismo precio que sus equivalentes más genéricos.

Ventajas del hosting WordPress:

  • Suele incluir algún nivel de servicio gestionado.
  • Tienes acceso a ventajas específicas de WordPress, como licencias gratuitas de plugins e instalaciones con un solo clic.

Contras del hosting WordPress:

  • Sólo es útil para usuarios de WordPress y limita la posibilidad de utilizar otras plataformas.

Quién debería considerar el uso del alojamiento de WordPress: Puedes configurar WordPress en cualquier tipo de plan de alojamiento web que contrates. Sin embargo, si quieres utilizar un plan adaptado al CMS desde el principio, el alojamiento de WordPress puede ser una excelente inversión.

Hosting para revendedores

Si dirige un negocio que gira en torno a la creación de sitios web, como una agencia de desarrollo o diseño, es probable que tenga que lidiar con el alojamiento. Muchos clientes no entienden muy bien cómo funciona el alojamiento y podrían necesitar ayuda para configurarlo todo y hacerlo funcionar.

El alojamiento revendedor ofrece una solución para este tipo de situaciones. En pocas palabras, usted obtiene acceso a una cuenta que le permite proporcionar alojamiento a sus clientes. Esos clientes le pagan directamente y usted se encarga de gestionar sus cuentas.

Si piensas que eso suena a trabajo extra, estás 100% en lo cierto. Sin embargo, el alojamiento revendedor ofrece muchas ventajas si lo consigues. La mayoría de los alojamientos web que ofrecen cuentas de revendedor te permiten cobrar lo que quieras por el alojamiento. Esto significa que si diriges una agencia de desarrollo web, puedes transformar el alojamiento en una fuente de ingresos recurrentes.

Tomar el control del alojamiento de los clientes también te permite ocuparte del mantenimiento de sus sitios web, para asegurarte de que todo funciona como debe. Para lo que no sirve la reventa de alojamiento es para proyectos individuales o usuarios habituales.

Ventajas del hosting revendedor:

  • Puedes crear cuentas de alojamiento para terceros y cobrarles directamente.
  • Tienes el control total de la experiencia de alojamiento.

Contras del alojamiento revendedor:

  • Normalmente eres responsable de facturar a los clientes, lo que conlleva mucha responsabilidad.
  • En la mayoría de los casos, tiene que ocuparse de las tareas de mantenimiento y asistencia por su cuenta.

¿Quién debería considerar el uso del alojamiento revendedor? Si diriges una empresa que necesita regularmente ayuda con el alojamiento web para clientes, puede tener sentido ofrecer ese servicio internamente. Con el alojamiento revendedor, puede facturar directamente a los clientes por el alojamiento y encargarse del mantenimiento, mientras que otra empresa se encarga de la infraestructura.

¿Qué tipo de hosting es mejor para mi sitio Web?

  • Considera utilizar un alojamiento compartido si vas a gastar la mínima cantidad de dinero en poner en marcha tu sitio web.
  • Prueba un VPS si sabes que necesitas más personalización de la que ofrece el alojamiento compartido o un poco más de potencia.
  • Opta por un alojamiento gestionado si sabes que necesitas ayuda con el mantenimiento básico de tu sitio web.

Contratar tu primer plan de alojamiento web es un asunto completamente diferente. Como regla general, no recomendamos que optes por un contrato de alojamiento de varios años desde el principio. Puede ser más inteligente pagar un poco más por el hosting mes a mes al principio hasta que estés seguro de que deseas seguir con ese proveedor.

Por último, recuerda que siempre puedes ampliar tu plan de alojamiento más adelante si lo necesitas. Lo ideal es que, con el tiempo, dejes de utilizar el alojamiento compartido y pases a un plan más sólido que proporcione la potencia o las funciones adicionales que necesita para aprovechar todo el potencial de su sitio web.

Entonces, ¿qué hosting debo elegir? Si es la primera vez que creas un sitio web, el hosting compartido suele ser una apuesta segura, y a partir de ahí sólo puedes ir subiendo. Por otro lado, si eres un usuario más experimentado y necesitas un control total sobre la configuración, un VPS como los que ofrece comvive.es puede ser una opción más adecuada.

Deja una respuesta

cinco × 5 =